Tratamiento efectivo para el control de los Rayos Infrarrojos (calor) y UV (decoloración) con láminas espejadas, grises o incoloras.
Láminas de mayor espesor que mantienen adheridos los cristales rotos creando una barrera entre el vidrio y las personas.

Láminas grises y/o esmeriladas para oscurecer u opacar vidrios para mayor privacidad.